martes, 18 de enero de 2011

VADE RETRO, COBARDE HIPOCRESÍA!

En esta sociedad que no hace más que involucionar, la honestidad ya no está de moda. Ser honesto ya no se lleva. Qué mal gusto. Las personas que con gallarda valentía suelen opinar del mismo modo que piensan, fieles a sus ideas y que por tanto se expresan siendo coherentes con las mismas, ya no desfilan por las pasarelas de la vida. Han sido desterradas por aquellos que prefieren o les conviene vestirse por otra parte del cuerpo antes que por los pies. Aquellos que son leales a sí mismos, y a los principios y valores morales sobre los que sus progenitores y educadores edificaron su personalidad, corren serio riesgo de sufrir exclusión social, de acabar siendo relegados al ostracismo por quienes siempre eligen escurrir el bulto y nunca van de frente.
No te sorprendas si con el paso de los años cada vez te quedan menos personas a tu alrededor con las que poder relacionarte socialmente. Hasta puede que llegue el día en el que te preguntes sobre cuál era el politono que otrora sonaba regularmente en tu teléfono móvil. C'est la vie, amigos.
El éxito social está en manos, en estos sombríos tiempos, de los que sin muchos escrúpulos, no les tiembla el pulso a la hora de pensar lo contrario de lo que dicen, diciendo descaradamente digo dónde luego acaban diciendo diego, evitando por todos los medios decir la verdad a la cara, y si te la dicen, siempre hablan por boca de terceras personas. Así, con sus dulces sonrisas y angelicales miradas, te van anestesiando la espalda para hundirte la puñalada hasta la bola sin que notes dolor, qué digo, ni tan siquiera molestia alguna, y no te das cuenta de que luces un cuchillo clavado en la retaguardia hasta después de pasado cierto tiempo. Vade retro, cobarde hipocresía!
Por eso a menudo me recrimino a mí mismo por no aplicar con el prójimo el principio de la desconfianza, es decir, no confiar en nadie hasta que no te demuestre lo contrario. Lo que ocurre es que suelo tener buen olvido, que no mala memoria, pues nunca le gustó a mi alma alimentarse de rencor, y vuelvo al ingenuo error de confiar en la gente hasta que me dé muestras de ser digna de lo contrario. Así me va.

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien escrito y magistralmente descrito,desgraciadamente men al vida a veces se dan estas circunstancias,debido a convivir con personas de tal calaña,sin sentido de la honestidad,ruines,egoistas....recelosas de perder sus pequeñas parcelas y muy pocas solidarias con el projimo.Pero la vida es así y ante estas situaciones,hay que aprender para el futuro,sin que esto te influya en el camino que has elegido de: honestidad,resposabilidad,seriedad,solidaridad y buena gente con los demás.
    No cambies nunca y ser fiel a tus principios y convicciones,aprendiendo en el dia dia de esta complicada vida pero apasionante.
    Atiende los consejos de los que de verdad te quieren.
    Animo y a seguir luchando "merece la pena".

    Un fuerte abrazo.

    Nota.-Todos los cerdos tienen su San Martin.

    ResponderEliminar
  3. ASALARIAD@S TAXI DE MALAGA EN LUCHA
    Los representantes sindicales de los trabajadores asalariados del taxi de màlaga , de CGT. quieren poner en conocimiento públicamente la ineficacia y el pobre talante del equipo de gobierno del PP.Y la falta de respuesta hacia los escritos formulados por el colectivo de asalariados todos ellos enmarcados en la búsqueda de mejor funcionamiento del Sector del Taxi, que es en difinitiva de lo que se trata y que han sido ignorados.

    ResponderEliminar
  4. JA,
    Algo de hipocresía es necesaria para vivir, pues si siempre, todo el mundo, manifestara lo que piensa... Es algo muy burgués, muy decimonónico si se quiere, pero no deja de tener utilidad social. Es la Diplomacia del día a día, de las pequeñas cosas, aunque como muestra Wikileaks, a veces la realidad va en zapatillas de andar por casa.
    Es cierto, quizá haya que aceptar algunas reglas para no verse excluido.

    ResponderEliminar
  5. 1.- INDIFERENCIA. La indiferencia es un arma poderosísima. Lao Tse dijo;
    "Nunca te detengas a escuchar ni apedrear a los perros sarnosos que te ladran en el camino".

    2.- EFICIENCIA Y EFECTIVIDAD MÁXIMA EN TU TRABAJO. Cuando tú eres eficiente y efectivo en lo que haces, nadie puede igualarte y automáticamente, se pone muy muy abajo de tu nivel. Y el que esta abajo pues...está abajo, ni lo escuchas siquiera.

    3.- SANA Y AUTENTICA AUTOESTIMA DE TU PARTE. Debes amarte y respetarte muchísimo a ti mismo. Cuando tu autoestima es la ideal, está sana y te sabes un ser humano real, entonces no te preocupas por lo que dice la gente a tu alrededor. Si logras eso eres auténticamente libre.

    4.- FORTALECE TU CUERPO Y TU MENTE. Si te sientes débil y con miedo, en realidad recurres a pedidos como los que haces en esta pregunta. Es necesario entonces, fortalecerte físicamente y ¿por que no? aprender un arte marcial. El fortalecimiento mental y espiritual hace que aprendas a comprender que la gente común, la de la masa, la mayoría bestial e inculta, se mueve en un perfil muy muy bajo y que por tanto no puedes esperar mucho de ella.

    5.- CONSIDERA ESTA DESAGRADABLE EXPERIENCIA COMO ALGO VALIOSO PARA APRENDER DE LA VIDA. Y sobretodo a darte cuenta que tú al ser una persona superior, no vas a hacer con otros, eso que te molesta. Además el comportamiento de la gente demuestra la clase de deficiencias a todo nivel que tiene. Dicen que todos somos iguales, pero la verdad es que unos son mas iguales que otros...no lo olvides.

    6.- SI TE DAS CUENTA LA GENTE MOLESTA ES RIDÍCULA Y CÓMICA. LOS QUE SUELEN MOLESTAR SON PERDEDORES, GENTE SIN ESPERANZAS NI FUTURO. ESPERA UNOS AÑOS Y LOS VERÁS COMO FRACASADOS A TIEMPO COMPLETO.

    7.- SIGUE ADELANTE, ESTUDIA Y TRABAJA. CULTIVA TU VIDA QUE AL FIN Y AL CABO ES TUYA ÚNICAMENTE.

    8.- NUNCA TE OLVIDES QUE TIENES DERECHO A SER FELIZ Y QUE LA FELICIDAD DEPENDE DE TI Y LA FORMA EN COMO TÚ DISPONGAS Y DISEÑES TU VIDA.

    Un Hombre sabio, aprende mucho de sus enemigos....
    Si no tienes enemigos, será porque la fortuna te ha abandonado.....

    ResponderEliminar